RESTAURANTE ADUNIA

Alcance // Proyecto de reforma integral – Project Manager – Diseño de mobiliario – Dirección de obra

Fecha // noviembre 2016

Situación // C/ General Pardiñas, 56

Superficie útil // 150 m2

Estado del proyecto // Construido

En colaboración con // www.extudio.es

Fotografía // David Frutos

 

Leer más:

Basándose en las raíces del cocinero, se diseña un restaurante con varias zonas diferenciadas teniendo cada una de éstas un elemento representativo con denominación de origen manchega.

El zaguán. Un espacio luminoso y soleado, con una relación muy directa con la calle. Tonos naturales y tranquilos que recuerdan el color de la tierra, el campo y la luz. (Mesa-banco)

La mesa infinita. Una mesa interminable  recorre y organiza el eje central del espacio gastronómico. La privacidad de los comensales, organizados en grupos de 4, se consigue a través de los espacios no iluminados por las 5 macrolámparas que descuelgan del techo.

Mueble cortina. Este mueble supone el filtro entre la sala y la cocina de la planta de abajo. Recubierto de la típica tela manchega, oculta parte del almacenaje de la sala. Ese elemento textil nos recuerda a las cortinas situadas en la entrada de las casas. Una vez atravesado, estaremos justo delante de la Cocina de Manolo.

La cocina de Manolo. Cocina abierta pero discreta el cliente puede atisbar lo que se cuece o en determinados momentos incluso sentarse a mirar cómo se termina alguno de los platos. Blanca y radiante, envuelta en madera.

Pedroñeras y la Bodega. Bancas, vasijas y botellas de vino rodean al cliente. Pequeños guiños al pasado del chef (cocinero), sus objetos y parte de la decoración de su casa. Los espacios para el recuerdo y una mirada a los orígenes.